COMENTARIOS

Si el rock de Brasilia fue obra de una generación, la ficción de Brasilia es obra de sólo un hombre: el escritor João Almino.
Carlos Graieb, en la revista Veja

Un gran narrador y un estilista primoroso… Un texto destinado a perdurar. Inteligente, mordaz y lírico…Con este libro Almino se iguala a los dos mejores novelistas de su generación…
Haquira Osakabe, en el Caderno Mais!

La literatura de Jo√£o Almino es contempor√°nea: sin ilusiones, impiadosa con las utop√≠as y los sue√Īos f√°ciles‚ĶLa Brasilia de Almino no es s√≥lo una ciudad moderna, sino una met√°fora del mundo moderno.
José Castello, en el Caderno 2

El resbaladizo juego de seducciones que emprende esta narrativa, encanta y lleva al lector de la nariz.
Walnice Nogueira Galv√£o

Son las voces emigrantes que el o√≠do afinado de Jo√£o Almino sorprende. Las capta con su implacable y sensible Kodak‚Ķ Jo√£o Almino muele en lo √°spero. Amor y amistad. Sexo y sensualidad. Deseo y violencia. De ah√≠ la baraja de personajes, que apunta tanto hacia las transformaciones revolucionarias que deber√≠an haberse producido como a los cambios de comportamiento que se est√°n produciendo‚ĶEsa nueva y extraordinaria novela de Jo√£o Almino redefine a la naci√≥n brasile√Īa como algo que estuvo para ser inventado por los hombres.
Silviano Santiago, escritor y crítico literario

Entre los mejores autores de nuestro país. Brasil está resumido en sus páginas, que son verdaderamente antológicas.
Moacyr Scliar, escritor

Es un estilo necesario en la actual ficci√≥n brasile√Īa.
Jo√£o Gilberto Noll, escritor, en el Caderno B, Jornal do Brasil

La novela de Jo√£o Almino es una canci√≥n de amor a la vida… Con destreza y pasi√≥n, Almino exprime la promesa trascendental de amistad profunda entre hombres y mujeres.
Mary Louise Pratt, Profesora de Literatura Comparada, New York University

Es clara la presencia de un riguroso trabajo técnico de estructuras y de lenguaje.
Heloísa Buarque de Hollanda, en el Caderno Ideáis, Jornal do Brasil

La novela me agrada por lo que dice y por todo lo que sugiere entre l√≠neas. El armaz√≥n del enredo es muy enga√Īoso, y hay algo en la escritura (en el estilo) que no s√≥lo me hace pensar en Machado, sino en un poeta que escribe ficci√≥n. Ese ritmo pausado y sinuoso‚Ķ combina acci√≥n con reflexi√≥n. Y eso es raro‚Ķ
Milton Hatoum, escritor

A veces, cuando leemos esta obra densa y amplia como pocas…, se nos antoja comparar a Almino con Del Paso. Es claro que en favor de Almino, porque su libro no está escrito con diccionarios, sino con vivas emociones…
Francisco Cervantes, Cuaderno del S√°bado, Unomasuno

La capacidad de Jo√£o Almino de crear ‘biograf√≠as’ es admirable‚Ķlos personajes tienen fuerza, viven sus vidas y se mueven dentro de mundos delineados con verosimilitud, convicci√≥n y buen estilo‚Ķ
Joao Luiz Lafeta, Folha de S. Paulo

João Almino revela su dominio del arte narrativo a través del fino humor y la ironía que trasluce su elegante prosa poética.
Jorge Schwartz

Considerado uno de los autores más brillantes de su generación…
Folha de S. Paulo

¬ŅComo es habitar el pos-utopia? En su brillante novela, que hace pensar, Jo√£o Almino capta las contradicciones de la vida cotidiana en Brasilia‚Ķ Es en este escenario ‚Äď‚Äď bellamente retratado en Las Cinco Estaciones del Amor ‚Äď‚Äď que Ana, la hero√≠na vibrante de Almino, y su sorpresivo c√≠rculo de amigos aprenden lo que es la identidad ‚Äď‚Äď y lo que ella puede ser.
РMarjorie Perloff, autora de The Vienna Paradox y The Futurist Moment y Profesora Emérita de Literatura Comparada en la Universidad de Stanford

Un heredero de Machado de Assis y Lima Barreto‚Ķ una historia brasile√Īa de un escritor due√Īo de su oficio.
Marcio Souza, escritor

En un trabajo al mismo tiempo de gran concentraci√≥n y vasto escopo, Jo√£o Almino ha producido un retrato m√ļltiple, vividamente detallado y de resonancia hist√≥rica.
Michal Palmer, poeta, autor de Company of Moths

Esta es una novela de intensidades, de encuentros apasionados, tanto para el narrador como para el lector… La trayectoria de Jo√£o Almino como novelista parece exprimir, en una versi√≥n condensada, la historia de la novela durante el √ļltimo siglo: despu√©s de travesar varios niveles de experimentaci√≥n formal, de dise√Īar m√ļltiples estrategias para provocar sus lectores de manera productiva, el es ahora una poderosa presencia en lo que podr√≠amos llamar ‘la vena existencialista’ del g√©nero.
Hans Ulrich Gumbrecht -Bonvicino, en Albert Guérard Professor in Literature, Stanford University, miembro de la American Academy of Arts & Sciences

Extremadamente bien escrito (y construido), con momentos l√≠ricos, ir√≥nicos, po√©ticos‚Ķ Jo√£o Almino repasa con inteligencia y sensibilidad la cultura brasile√Īa, en una s√≠ntesis y una feliz apropiaci√≥n de Machado de Assis y Oswald de Andrade‚Ķ Una de las obras m√°s consistentes en el √°rea de ficci√≥n en Brasil.
Regis Bonvicino, en el Caderno Ide√°is, Jornal do Brasil

João Almino es a la vez un gran narrador que ya ha dejado muestras de su capacidad de crear y un politólogo, alguien que continuamente reflexiona sobre Brasil, tanto en su narración como en su ensayo político.
Eduardo Portella

La novela de Almino contiene una cierta tensión filosófica, un tipo de inquietud propia de los héroes existencialistas, como los de Albert Camus.
Francisco Alvim, poeta

Joao Almino hace una s√°tira divertida y an√°rquica, ingeniosa y buena para leer.
Deonísio da Silva, Caderno 2, Estado de S. Paulo

Leí con gusto, como si estuviera en una película de Almodovar.
Luciana Stegagno Picchio, Profesora y crítica literaria italiana

Su prosa es clara y elegante.
Revista Veja

Un libro divertido, malicioso, creativo, lleno de encantos formales y de juventud intelectual. En fin, una novela contempor√°nea.
Lêdo Ivo, poeta

‚Ķen cuanto a Brasilia, me emocion√≥ leer Ideas para d√≥nde pasar el fin del mundo y recuperar algunas memorias olvidadas, no s√≥lo lugares, paisajes, sino tambi√©n mentalidades y sentimientos, maneras de pensar y modos de hablar de aquel tiempo, como si me hubiese tra√≠do una flor tropical (el libro cita la m√ļsica de Caetano, aquella de la pr√≥xima vez que vaya a Brasilia‚Ķ), y muchas cosas que yo no sab√≠a que exist√≠an en Brasilia o en cualquier otra parte del mundo. Hice varias lecturas de la novela, que es muy densa, y los personajes son casi personas con vida, y la narrativa sigue siendo muy moderna. Me imagino lo innovadora que tuvo que haber sido el a√Īo que se public√≥ por primera vez. Incorpora un poco el fantasma de Rosa en la sabana tropical.
Ana Miranda, escritora

Yo espero cada libro de Joao Almino con la certeza de que voy a encontrar en sus p√°ginas una sorpresa inteligente. Y nunca ha disminuido mi asombro.
El es un narrador casi √ļnico, que sabe transmitir ideas profundas sin que √©stas resten vida a la sustancia de las historias que cuenta.

…A diferencia de la invasión de novelas lineales y verborreicas que se han puesto de moda, influidas sobre todo por el periodismo, la narrativa de João Almino avanza a gran velocidad dando saltos en la acción. No llena páginas por llenarlas. No habla de más. No se detiene donde no es necesario y nunca es previsible.
Alberto Ruy-Sanchez, escritor

No s√© cual de las tres novelas es la que prefiere Jo√£o, en el caso de que prefiera alguna. A veces pienso que prefiere Ideas sobre donde pasar el fin del mundo, por su vigor, y su originalidad. A ratos estoy segura que es Samba -enredo porque √©sta es un tour de force narrativo, es un orgullo para cualquier escritor. Pero esta √ļltima, Las cinco estaciones del amor es la entra√Īable, la que expone bajo una luz sofocleana como dec√≠a Pound, la fragilidad de las ideas que nos han dado aliento, la audacia de quemar naves y papeles, la esperanza en el acto de narrar, met√°fora de la vida, y la imagen de una Brasilia, con todo lo que significa, a la que a√ļn esperan mejores d√≠as.
Valquiria Wey, Profesora de Literatura de la UNAM, México.

‚Ķesta novela que es muchas novelas, esta novela que habla del amor y sus distintas estaciones, de la amistad y sus complicidades, pero que es tambi√©n una novela pol√≠tica ‚Äď tanto en el sentido de “lo personal es pol√≠tico”, como en el modo en que habla sutilmente, sobriamente, de etapas de represi√≥n y silenciamiento, de miedo y desapariciones.
Sandra Lorenzano, Profesora y crítica literaria argentina

Las novelas de Almino parecen sugerir que el poder mitificado corrompe absolutamente las relaciones entre los hombres y su comprensi√≥n de esa cosa de dif√≠cil acercamiento que llamamos “realidad”, tal vez con una confianza desmedida‚Ķ

Almino vislumbra en la ficcionalidad una forma especial de pensamiento, un modo particular de proponer preguntas que no suponen respuestas, sino la generación de nuevas y sobre todo novedosas preguntas. En otras palabras, la novela de Almino propone la verdadera fuerza de la experiencia literaria: literatura es pensamiento en acción; literatura es filosofía que no para de pensar.
João Cezar de Castro-Rocha, Crítico literario y Profesor de Literatura de la UERJ

Con este libro, Joao Almino refuerza la posición que ya había alcanzado con sus dos novelas anteriores: la de uno de los mejores novelistas de su generación.
Aldelto Gonçalves, Folha da Tarde

‚ÄúOn ne r√©siste pas au plaisir de ce r√©cit virtuose, sensible, plein d¬īhumour.”
Alain Nicolas, L’Humanité

‚ÄúC‚Äôest magnifique, et c‚Äôest un immense livre que celui de Jo√£o Almino.‚ÄĚ
Christophe Passer, L’Hebdo

‚ÄúIl y a dans cette double mise en abyme une facetie ch√®re √† la literature br√©silienne contemporaine qui produit un effet de reel ensorcelant. Fiction, document, epop√©e, H√ītel Brasilia eclaire la geste h√©roique et technique des b√Ętisseurs de la nouvelle capital br√©silienne.‚ÄĚ
Sébastien Lapaque, Le Figaro

‚ÄúAux architectures futuristes, aux avenues tir√©es au cordeau, aux statues d‚Äôairain aux diff√©rents Commandeurs, il oppose ainsi les petits riens, les rires, les pleurs, les passions, le futile et l‚Äô√©ph√©m√®re, la gravit√© et le burlesque du quotidien, r√©sumant parfois le tout sous forme d‚Äôair ou de chanson √† la mode. Une bossa forc√©ment lancinante, langoureuse, m√©lancolique. ¬Ľ
Dominique Aussenac, Le matricule des anges

¬ę Il a reconstitu√© dans une ambiance magique la grande aventure de Brasilia ¬Ľ
Edouard Bailby, Livres, Espaces Latinos

“Se para conhecer a S√£o Petersburgo do s√©culo XIX, √© preciso ler Fi√≥dor Dostoi√©vski (1821-1881), tal como para descobrir detalhes do Rio de Janeiro do final daquele s√©culo √© fundamental percorrer os romances de Machado de Assis (1839-1908), daqui a cem anos, certamente, para saber como era (ou √©) a cidade de Bras√≠lia (e o Brasil) deste come√ßo de s√©culo XXI, ser√° necess√°rio ler Enigmas da Primavera”
Adelto Gonçalves, Caderno 3, Diário do Nordeste

‚ÄúO que torna a narrativa [de Entre facas, algod√£o] especial e confirma uma dic√ß√£o √ļnica √© a cria√ß√£o do espa√ßo por onde evolui a narrativa, os lugares por onde se movem os personagens, a geografia que entranha nas rela√ß√Ķes.”
Beatriz Resende, Ilustrada, Folha de S. Paulo

‚ÄúQue Almino continue nos surpreendendo com novos romances, que lance outras obras t√£o fabulosas como esta mais recente [Entre facas, algod√£o].”
Igor Zahir, Revista Bravo!

‚ÄúTalvez mais do que seus aclamados romances anteriores, este livro de Jo√£o Almino [Entre facas, algod√£o], sua obra-prima at√© agora, se inscreve vigorosamente no momento que a hist√≥ria do romance atravessa nestes in√≠cios do s√©culo 21.”
Hans Gumbrecht, Universidade de Stanford

‚ÄúEste fundo emocional, temperado pela linguagem direta, pelo poder liter√°rio da oralidade, recriada com uma tranquila nitidez, d√° ao romance de Jo√£o Almino [Entre facas, algod√£o] a sua marca estil√≠stica, de intensa leveza narrativa ‚ÄĒ a d√°diva do texto que, pela empatia, nos prende da primeira √† √ļltima p√°gina.‚ÄĚ
Cristov√£o Tezza

‚ÄúJo√£o Almino deu um adeus a Bras√≠lia, um simp√°tico aceno de m√£o ap√≥s escrever seis romances nos quais a capital figurava entre os protagonistas… √Č, no entanto, de Bras√≠lia que o personagem parte… A mem√≥ria, Jo√£o Almino ensina, n√£o √© uma s√≥, fechada e acabada. √Č um processo em constru√ß√£o, com finais abertos, mesmo quando enfrenta a tentativa de ser apagada. O escritor tratou disso em livros como Cidade livre e As cinco esta√ß√Ķes do amor. E volta ao tema neste novo romance [Entre facas, algod√£o].‚ÄĚ
Nahima Maciel, Correio Braziliense

‚ÄúQue trama bem urdida. Que personagens bem delineados. Que dom√≠nio de linguagem e estilo. Que texto atraente, que fisga o leitor da primeira √† √ļltima linha.”
Ant√īnio Torres, sobre “Entre facas, algod√£o”

‚ÄúNeste novo romance de Jo√£o Almino, “Entre facas, algod√£o”, as tr√™s dimens√Ķes da vida – espa√ßo, tempo e fam√≠lia -, se interpenetram numa linguagem fascinante. H√° mist√©rios, trag√©dias e amores. H√° um ritmo que seduz desde as primeiras linhas. H√° as contradi√ß√Ķes da condi√ß√£o humana. Arte de alto n√≠vel! Recomendo muit√≠ssimo.‚ÄĚ
Stella Maris Rezende

“Seus livros s√£o profundos, belos, bem escritos… Em seu novo romance, ‚ÄúEntre facas, algod√£o‚ÄĚ (Record), Jo√£o Almino acerta mais uma vez em cheio.”
Clara Arreguy

‚ÄúJo√£o Almino n√£o gosta de se repetir. Com sete romances lan√ßados, o escritor natural de Mossor√≥, no Rio Grande do Norte, vive uma eterna busca ‚Äď do ponto de vista t√©cnico e da arquitetura das narrativas ‚Äď para estruturar mudan√ßas nos textos.”
Isabel Costa, O Povo

“Jo√£o Almino, mestre da literatura brasiliense e brasileira, traz no DNA a escritura dos grandes autores nordestinos. Quem sai aos seus n√£o degenera, diz o ditado. Nesse romance, temos um continuador, no melhor dos sentidos, da prosa realista, enxuta e meton√≠mica de Graciliano Ramos, do mundo de casas repartidas dos meninos de engenho de Jos√© Lins do Rego, e at√© da poesia descarnada de Jo√£o Cabral de Melo Neto. Almino bebeu, com certeza, nessas fontes de √°guas l√≠mpidas e conseguiu criar a pr√≥pria narrativa, singular. O engajamento de Jo√£o Almino √© moderno e contempor√Ęneo. Sem a vis√£o sociol√≥gica dos romancistas dos anos de 1930, sem a linguagem sensorial de um Jos√© Am√©rico de Almeida, sem o idealismo rom√Ęntico de Jorge Amado, sem milit√Ęncia pol√≠tica, Entre facas, algod√£o deixa de lado as utopias e se nutre apenas de um fio de esperan√ßa.”
Vera L√ļcia de Oliveira, Caderno 3, Di√°rio do Nordeste

‚ÄúUm livro ao mesmo tempo melanc√≥lico e duro. De um lugar real.”
Francisco Carlos Palomares Martinho, USP, sobre “Entre facas, algod√£o”.

‚ÄúLi Entre Facas, Algod√£o com prazer, achando dif√≠cil interromper a leitura a cada vez que as demandas da vida exigiam. Um livro , para mim, sobre a mem√≥ria, com toda sua labilidade, falhas , lacunas, imprecis√Ķes e cargas emotivas. √Č um, talvez, como ler Santo Agostinho ou Maurice Halwachs falando desta mais que linda capacidade humana. A forma de di√°rio, outra vez usada, redunda o pr√≥prio tema, assim como as d√ļvidas de seu narrador quanto a suas repeti√ß√Ķes.
Entre facas, algod√£o √© tamb√©m uma livro sobre a gente que comp√Ķe esta cidade, pois o narrador √© t√£o veross√≠mil, pensei que poderia encontr√°-lo no banco de um √īnibus ou na fila do p√£o, na banca de revista.‚ÄĚ
Elane Peixoto, UnB


REDES SOCIALES